Closca

Closca x Hidrosalud: gestos con impacto

Hidrosalud y Closca unen fuerzas para acabar con la contaminación plástica con una acción 360º.

Acabar con el plástico pasa por democratizar el acceso al agua potable. Por eso, la unión de una empresa como Hidrosalud, cuya razón de ser es cuidar el agua, con una marca como Closca, donde inspiramos para cambiar hacia hábitos más sostenibles, era natural.

Que un simple gesto, como es rellenar tu botella, genera un impacto positivo es por todos conocido. Pero que puedas medir ese impacto y seas consciente del bien que estás haciendo al planeta pone en gran valor esa pequeña acción cotidiana.

Hidrosalud y Closca han unido fuerzas no solo para ahorrar plástico y conocer tu huella en el planeta, si no para que el agua que bebes tenga también un impacto positivo.

#MyLastPlasticBottle x Hidrosalud

La tecnología nos facilita la vida y también debe ayudarnos a cuidar el planeta. Por eso en Closca, nos valemos de ella (y del diseño) para crear productos como Closca Bottle Wave. Una botella-termo rellenable que, además, cuenta con un chip NFC para conectarte, directamente, a la Closca Water App.

Una aplicación gratuita con la que podrás monitorear el plástico que ahorras cada vez que rellenas tu botella, llevar un registro de tu hidratación diaria y ser parte activa del movimiento #MyLastPlasticBottle para acabar con la contaminación plástica.

Y, junto a Hidrosalud, hemos ido un paso más allá. Hemos cerrado el círculo haciendo que la experiencia de beber agua, desde el acceso a la misma hasta el poder llevarla contigo donde la necesites, sea consciente y sostenible.

Agua Km0

Algo que siempre ha estado en el ADN de Hidrosalud es que el acceso al agua no debe implicar un incremento de la contaminación. Por ello, apuestan por Agua Km0: agua de calidad que no necesita envases de plástico. Así, llega a ti purificada y sin haber emitido CO2.

Para ello, Hidrosalud se sirve de un sistema de 5 estaciones de purificación que además de purificar el agua la enriquece con minerales, calcio, magnesio y potasio para que sea equilibrada y saludable. Y todo ello en el mismo lugar donde va a ser consumida, sea tu hogar o tu lugar de trabajo.

El reto

Pero, si además de esto, ¿hacemos del gesto de apartar el plástico de nuestra vida para beber agua una experiencia divertida y que nos una como comunidad? Esto es lo que conseguimos con el reto de Hidrosalud en la Closca Water App. Y así, hacer de la sana competición un revulsivo más para terminar con el plástico para beber agua.

Por último, ante el reto #MyLastPlasticBottle, todos somos responsables de las acciones que realizamos y ser conscientes de la fuerza de los pequeños gestos nos proporciona un gran poder. Usémoslo responsablemente. Closca x Hidrosalud.

Closca x Hidrosalud: gestures with impact