La feria Maison&Objet de París y la vuelta a los eventos presenciales

UNA FERIA POR TODO LO ALTO

Pocas veces hemos vivido tanta expectación en una feria. Siempre hay nervios, ganas, pero esta vez era algo más que eso. La sensación de que nos la jugábamos, de que tenía que salir bien. Y salió genial.

Maison&Objet es la feria de referencia internacional en diseño, lifestyle y decoración. Es la más importante tanto en cifras (600 expositores, 3.000 visitantes, 1.500 prensa…) como en reputación, tiene un gran prestigio sembrado en sus más de 25 ediciones. Maison&Objet se celebra en París, capital mundial de la moda, con una sensibilidad especial para con el diseño y una apuesta brutal por la movilidad sostenible a nivel urbano.

Con esta combinación de factores, y siendo el primer gran evento post-pandemia, sí, tenemos que admitir que había expectativas. Y se cumplieron con creces.

En esta ocasión, además, Maison&Objet ha tenido lugar durante la Paris Design Week, uno de los eventos imperdibles para el mundo del diseño. Así pues, hemos vivido un París lleno de inspiración, buen diseño e ideas en una casi normalidad.

LA PRESENCIA DE CLOSCA

Closca estuvo presente en la feria con un stand esquinero en el Hall 1, a nuestro parecer el más interesante, dedicado a lifestyle y objetos de decoración. La afluencia de visitantes fue constante pero sin aglomeraciones, todo el mundo muy consciente de la importancia de respetar las medidas de seguridad en uno de los primeros eventos presenciales.

Desde Closca expusimos nuestra gama de cascos plegables, con todos sus modelos, así como las botellas reutilizables Closca. Dos productos de diseño, que siguen sorprendiendo por su innovación y reputación a quien aún no nos conoce. 

Junto a nuestros diseños, explicamos nuestra responsabilidad como empresa, creando para generar un impacto positivo en el mundo. Por ello, explicamos con detalle el reto que hay detrás de cada uno de nuestros diseños. En el caso de los cascos, en pro de una por una movilidad sostenible, consiguiendo una ciudad sin humos ni ruidos, es decir #CitiesWithSoul. Y en el caso de las botellas, para eliminar el residuo plástico de un solo uso y poder decir que esta es #MyLastPlasticBottle.

El público compartió nuestra misión y se sumó a inspirar el cambio convirtiéndose en Embajadores del cambio.

PROXIMIDAD CON LAS PERSONAS, DE NUEVO

La feria nos ha servido para desvirtualizar la cercanía, y eso ha sido precisamente lo mejor, las ganas que se percibían en todo el mundo. La gente sigue necesitando compartir, ver, tocar y sentir…

En Maison&Objet nos hemos encontrado de nuevo de forma presencial con nuestra red de distribuidores mundial con quienes habitualmente estamos en contacto a diario, pero virtual. Hemos disfrutado mucho de la posibilidad de compartir horas de profundo análisis estratégico con ellos.

La feria ha sido un punto de encuentro con clientes finales así como con empresas, otras marcas que confían en nuestros diseños. También hemos tenido conversaciones muy interesantes e intercambios de best practices con empresas amigas, como son AVORA (de Valencia), Steamery (de Suecia), UCON (de Alemania).

Compartimos numerosos momentos con otras empresas que exhibían en la muestra, con las que se crearon sinergias muy interesantes. Podríamos mencionar muchas, pero sería un post muy largo ;). Por poner un ejemplo, una de las que nos inspiró fue Gimber, una marca de bebidas con jengibre, con producto sorprendente y un increíble feel de marca. Fue un auténtico placer hablar con su fundador, Dimitri Oosterlynck, que nos atendió de diez.

En general, todas las conversaciones han girado alrededor de la importancia de tener bien definida una buena estrategia de negocio y de la satisfacción por ir recuperando poco a poco eventos como las ferias, por las buenas oportunidades que se generan en ellas. Lo echábamos de menos.

Hemos estado contando el día a día en la feria, con vídeos y fotos en nuestras redes sociales. Podéis verlo en nuestro Instagram (Stories destacado ‘Events’) y Twitter

The Maison & Objet fair in Paris and the return to face-to-face events